Entrenadores de Futbol > Inicio > Documentos > Psicologia >  Trabajo con Niños de 6 a 12 años

  

TRABAJO CON NIÑOS DE 6 a 12 AÑOS

 

por Jesús Armando González Rodríguez (Ven) < sabiosan719@hotmail.com >

 

 

   INDICE :  


  INTRODUCCIÓN  

He leído bastantes opiniones sobre el trabajo con niños, incluso preguntas que se han formulado sobre temas específicos.   Por estas razones me he motivado a intervenir y aportar observaciones sobre los estudios y experimentaciones que estamos realizando, además de mi persona, dos colegas: Lino Alonso y Silvio Ventura.  Lo primero que debemos hacer es CONOCER al niño. Desde que se lleva a cabo la unión del óvulo con el espermatozoide, tiene lugar una nueva vida, aunque sea en gestación. Esa génesis vital implica toda una maravilla desde cigote, hasta feto y la apertura "independiente" al mundo gracias al nacimiento.--> Neonato!, Desde antes de nacer, el niño es un ente activo--> Podría decirse que los niños que fueron más activos cuando fetos, adquieren actividades motoras de manera más precoz que los otros que eran más tranquilos) Como no es la prioridad hacer un artículo sobre puericultura, vamos a dejar al subyacente conocimiento de todos las consideraciones de las fases más tempranas, citando lo que nos conviene para el futuro deportista, en lo que se refiere a motricidad, y opinar que el niño que gatea, va a llevarle ventaja al otro que no lo hizo. Luego comienza a caminar y caerse constantemente, aprendiendo progresivamente adaptación a

psicomotricidad, equilibrio, localización espacial y todo lo que trae e implica el descubrimiento del mundo y del espacio-tiempo a través de la bipedestación.  El Crecimiento es algo rítmico. Podemos emplear la "moda" (medida estadística que más se repite) e ilustrar diciendo que universal y convencionalmente estos ciclos son tan parejos (respetando algunas excepciones) que las fábricas de ropa hacen su manufactura y tallas de acuerdo a las edades. (Respetemos ciertas diferencias étnicas). El crecimiento se produce en fases tanto ordenadas, como predecibles: De neonato a 2-3 años es rápido, luego se hace más lento hasta la prepubertad, se acelera en la adolescencia y vuelve a tornarse lento hasta consolidar la estatura adulta. Si volvemos al niño pequeño, aparte de los reflejos deberemos considerar:

  • 1) El trato de interacción.
  • 2) La succión del pulgar.
  • 3) La evolución del control de esfínteres (abandono del pañal)
  • 4) las rabietas.
  • 5) El puchero y la sonrisa.
  • 6) El cariño y el rechazo.
  • 7) La búsqueda de atención.
  • 8) El progreso del lenguaje.
  • 9) El celo entre hermanos.
  • 10) Las peripecias para comer.
  • 11) La curiosidad (Descubrir el mundo).
  • 12) El miedo.
  • 13) Enfermedades más comunes.
  • 14) Vacunas necesarias.
  • 15) Accidentes acostumbrados.
  • 16) Conductas en el aspecto de curiosidad sexual.

Comencemos entonces con algunas características del niño de dos años, ese cachorro humano que ya camina y hasta corre. Su ejercitación física y percepto motora es intensa, así como la iniciación córtico-corporal y el desarrollo en habilidades óculo manuales y óculo podales (Que tanto  interesan para el Fútbol). Ese niño que frecuentemente conversa sólo en su rico mundo interno (Su vocabulario generalmente no supera las 300 palabras). Ese niño que maneja los parámetros de obediencia- desobediencia-capricho, que desconoce aún la ética, podemos constatar que ya :

  • - Sube y baja escaleras (dos pies en cada escalón).
  • - Se escabulle del corral.
  • - Se trepa.
  • - Corre.
  • - Patea objetos.
  • - Se desplaza con relativa seguridad y dominio de sí mismo.
  • - Es capaz de "pelear"

¿Cuál es su juguete típico y convencional? --> ¡UNA PELOTA! (Y si hay el incentivo de los adultos, aprenderá a patearla relativamente bien y con una facilidad increíble). Cumple tres años y se vuelve más realista, pero desconcertante. Se aburre con facilidad de las actividades. Su actividad psicomotriz, kinestésica y biomecánica demuestra mayor seguridad en equilibrio y postura corporal (Excepción cuando hay trastornos de la psicomotricidad).

Es inquieto y de movilidad constante como catarsis para liberar energías, situaciones estresantes y relativas frustraciones. Controla sus extremidades con mayor facilidad y su carrera es más estable aunque patee mucho el suelo. Comienza a desaparecer el balbuceo. Ya es capaz de transigir, porque en su fuero interno comienza a formarse el proceso de reflexión. Es egocéntrico. Aún emplea soliloquios y conversando con otros niños, a veces él mismo se responde. Comienza la fase de "Pepito preguntón". Aun cuando su actividad física es constante, su integración en el grupo de iguales presenta cierto grado de dificultad, pues dentro de un gran grupo, puede aislarse en su mundo interno como podemos observar al niñito que se pone a jugar solo. Duerme fragmentadamente más de 12 horas diarias. Ya es capaz de controlar sus esfínteres (Salvo los casos de enuresis). En lo que a motricidad se refiere, Trota y corre dominando las velocidades. Puede saltar desde 50 centímetros. Es capaz de mantenerse agachado y andar en puntas de pie. Reconoce arriba, abajo, adelante y atrás. La pelota plástica es un juguete ideal porque puede introducirla al agua sin ninguna dificultad y es capaz de patearla hasta tratar de dominarla. A los cuatro años está más consciente de su fuerza y capacidad motora por lo que se autoevalúa físicamente a cada momento: Salto, carrera, acrobacias, equilibrio y sentido de dirección y  distancia. Descubre la relación causa-efecto y la percepción multilateral lo que mejora su localización y ubicación espacial. Se acentúa el egocentrismo y descubre el sentido del humor. Desarrolla el aspecto percepto motriz a pasos acelerados y con ello las destrezas óculo-manuales y óculo-podales. Mantiene el equilibrio sobre una pierna.

Socialmente, aprende a DISIMULAR. Ya puede interesarse vivamente por el Fútbol u otra actividad deportiva. A los cinco años, descubre verdaderamente el peligro y domina la concepción de espacio-tiempo.

Ya puede construir la noción de un todo, partiendo de una parte significativa porque su pensamiento observa un proceso de progresiva concreción. Sigue fantasioso y egocéntrico. Curioso. Su dominio corporal y kinestésico es más pleno y seguro. Adquiere agilidad y sofisticación de ciertos movimientos. Es capaz de coordinar con gracia sus posturas y evoluciones cinéticas. En su egocentrismo considera la pelota y otros juguetes de su exclusiva propiedad. Muy bien, hasta aquí este somero e inicial análisis 0 - 5 años. Espero que les sirva de buen abrebocas para el cybertaller, que ojalá se convierta en cyberforo.


El CRECIMIENTO de los niños implica cambios CUANTITATIVOS en lo que se refiere a tamaño y estructura. Crece el cerebro y, por tanto, crece en lo mental y en lo físico. El DESARROLLO de los niños implica cambios CUALITATIVOS, es decir, se traza un camino hacia la madurez. Implica complejidad y, en lo que al proceso de enseñanza- aprendizaje del Fútbol se refiere, lo que más nos debe interesar es el COCIENTE MOTOR      (Proporción entre la edad cronológica y la edad motora).  Desde que el ser humano es concebido, hasta el momento de su muerte, sufre cambios constantes. CAMBIOS EN LO REFERENTE A:

  • 1) Tamaño:
    •    - Estructuras internas y órganos.
    •    - Desarrollo mental.
    •    - Razonar, recordar, percibir, crear.
  • 2) Proporción
  • 3) Desaparición de rasgos iniciales.
  • 4) Aparición de rasgos nuevos.

El niño va creciendo en fuerza, habilidad motora, capacidad intelectual, vida social y lo manifiesta a través de su fantasía, imaginación, mundo interno, intereses... Consideraremos la madurez, como el final del crecimiento y el desarrollo.


volver al inicio

  ¿ CÓMO CRECE EL NIÑO ?  

"El desarrollo es extremadamente rápido durante la primera infancia hasta la edad de tres años. Para darnos cuenta de la rapidez con que se producen las modificaciones, lo único que hay que hacer es comparar un niño de tres años con un recién nacido. Durante este período casi puede verse el crecimiento del niño. Además, el desarrollo físico guarda íntimo paralelismo con el rápido desarrollo mental. Entre los tres y los seis años de edad, el niño continúa creciendo rápidamente, aunque no tanto como en los tres años precedentes. Desde la edad de seis años, aproximadamente, hasta poco antes de la adolescencia, el desarrollo se vuelve algo más lento. Entonces hay un brote de crecimiento rápido que volverá a retardarse de nuevo al cabo de dos o tres años, al aproximarse a la madurez" (Hurlock, 1976). El niño mientras crece, se ve constantemente obligado a revisar sus formas de coordinación motora. Esto lo deben tener muy en claro los entrenadores de Fútbol - Base. "La edad es la escala por la que el niño pequeño espera ascender su arcadia... Muy pronto descubre que lo demás niños de su familia o del jardín de infancia, miden su prestigio por su edad. En la escala de la edad, cada escalón le acerca a privilegios superiores en casa y en el colegio, a triunfos más dulces con respecto a los otros <<niños más pequeños>>, y a signos cada vez más brillantes de prestigio... Todo lo bueno, le dicen sus padres, llega con la edad. Por tanto, el niño anhela más que nada convertirse en mayor y más viejo... Para el niño pequeño... la edad parece ser la clave que abre todas las puertas prohibidas de la vida. Es el don mágico de los adultos que proporciona poder y aceptación social. Suprime las barreras que obstruyen los caminos  más atractivos y             misteriosos y abre paso hacia la libertad y la aventura...Mientras que es joven, tiene que seguir siendo <<el último mono>>, tiene que ceder, tiene que obedecer. No es fácil para un niño el ser siempre inferior simplemente porque su tamaño es menor..." (Davis y Harighurst)

Veamos, ahora esta aseveración, básica para quienes trabajan con niños :

"Si se espera demasiado de un niño a una edad determinada, es posible que desarrolle sentimientos de inadecuación, ya que no da la medida establecida por sus padres y maestros. Si se espera demasiado poco, se le priva al niño del estímulo de desarrollar sus capacidades. Y lo que es igualmente importante, desarrolla resentimientos frente a quienes subestiman su capacidad" (Hurlock, 1976).

Veamos las Tareas del Desarrollo de la Infancia que nos ofrece el Doctor Havighurst (1976) :

  • Primera infancia:
    • - Aprender a nadar.
    • - Aprender a comer alimentos sólidos.
    • - Aprender a hablar.
    • - Aprender a controlar la eliminación de las excretas corporales.
    • - Aprender las diferencias sexuales y la modestia sexual.
    • - Logro de la estabilidad fisiológica.
    • - Formación de conceptos simples sobre la realidad social y física.
    • - Aprender a establecer relaciones emocionales entre uno mismo y los padres, los hermanos y otras personas.
    • - Aprender a distinguir entre el bien y el mal y desarrollar la conciencia.
  •  Infancia Media (6 a 12 años):
    • - Aprender las habilidades físicas necesarias para los juegos ordinarios.
    • - Estableces actitudes totales respecto a sí mismo como organismo en crecimiento.
    • - Aprender a convivir con los compañeros de la misma edad.
    • - Aprender un papel sexual masculino o femenino apropiado.
    • - Desarrollar los conceptos necesarios para la vida cotidiana.
    • - Desarrollar la conciencia, la moral y una escala de valores.
    • - Lograr la independencia personal.
    • - Desarrollar actitudes hacia los grupos sociales y las Instituciones"

Algunos países utilizan en lugares elitescos, como clubes privados, una precategoría que denominan baby fútbol o Compotas y ponen a competir a niños menores de 6 años ¡Y en Fútbol 11! En Venezuela también se está estilando en algunas partes, pero la verdadera razón es que éstas categorías son las que aportan dinero, pues todos pagan y son acompañados por sus representantes. Quizá algún día aparezca alguna categoría que se llame "Fútbol Pañal" o algo por el estilo. Si el interés fuese meramente lúdico, podríamos reconocerle una positividad relativa, pero como entra el componente agonístico, y con él la presión de los padres por la victoria, entonces "la cosa cambia".

Es menester reflexionar sobre algunas consideraciones sobre el aprendizaje infantil (a grandes y elementales rasgos) antes de entrar en las edades consideradas por la FIFA y su adaptación al niño venezolano o de cualquier otro País. No pretendemos ningún tratado de Piaget, Watson, Skinner, Freud u otro famoso Psicólogo que haya profundizado en estos temas. Lo nuestro es PRAXIS para que llegue a todos. (Con la venia de mi amigo el Insigne Doctor Bogotano Fidel Guillermo Castro Jiménez).

Comencemos diciendo que el aprendizaje será el desarrollo producido por el esfuerzo y el ejercicio del individuo. Mediante el aprendizaje, el niño irá mejorando progresivamente y adquiriendo competencia en sus habilidades y destrezas y en el pulir de sus potenciales hereditarios.

Por esto, en muchas sesiones de trabajo, hablaremos de ensayo-error, imitación, identificación y, desde luego, una derivación importante del concepto APRENDIZAJE que se denomina ADIESTRAMIENTO, el cual es selectivo, dirigido e intencional. ¿Muestra potencial para aprender el Fútbol? --> (El talento es sólo el inicio). Aunque todo depende del ambiente y las motivaciones tanto internas, como externas, podemos acercarnos a una respuesta aceptablemente confiable, respondiendo por observación directa a tres indicadores:

  • 1) El interés del niño por aprender, que se muestra en su deseo de que le enseñen o en su intento de enseñarse a sí mismo.
  • 2) El tiempo en que el interés se mantiene.
  • 3) Los progresos que hace con la práctica.

Desde luego, la mayor motivación va a ser la aportada por el medio ambiente y, en especial, por el grupo de juegos, por el grupo de iguales donde el niño, con su sentido egocéntrico, deseará destacar.

Consideremos también:

  • 1) ¿El niño vive en apartamento o en casa con espacio?
  • 2) Hay lugar seguro de juegos donde lo dejen salir a compartir con iguales?
  • 3) ¿Es hijo único o tiene hermanos de edades cercanas o primos con quien practicar Fútbol o desarrollar actividades físicas básicas?
  • 4) ¿Estudia en una Escuela pequeña o en un Colegio con un gran patio y cancha de Fútbol?

Interrogantes como éstas nos llevan a concluir cuál niño tiene más posibilidades de desarrollar precozmente sus destrezas motoras y cuál está en desventaja (Aunque toda regla tiene su excepción y en el Fútbol no hay recetas únicas).


  CONSIDERACIONES ESQUEMÁTICAS SOBRE EL NIÑO DE 6 AÑOS:  

A partir de esta edad, vamos a adentrarnos un poco más, ya que, por razones didácticas convencionales, comenzaremos a considerar los criterios recomendados por la FIFA. El niño promedio de seis años ya está en la Escuela Primaria y, por ende, superó una etapa inicial de apresto social. La inestabilidad y las actitudes veleidosas van a ser características primordiales de su esquema individual - social. Cambia de humos repentinamente y adopta conductas polares. Los aspectos físicos y neurológicos se unen con los psicosomáticos y producen desajustes pero, a la vez, en el aspecto percepto-motor, hay una creciente adquisición de habilidades y destrezas. Psicoevolutivamente, podríamos decir que los comportamientos que adopta buscan el equilibrio a través de la actitud ambivalente que asume (Los griegos antiguos hablaban del "diké").

Las expresiones sentimentales varían inesperadamente del amor al rechazo. El haber asistido al Preescolar, lo ha acostumbrado a permanecer en un ambiente fuera de la casa y a aceptar las directrices constantes de una persona adulta (maestra o maestro), diferente a mamá y papá o el equivalente temporal en una casa. Frecuentemente su egocentrismo lo hace llamar la atención, pero tiene un riquísimo mundo interior. Entiende y acepta los peligros que pueden ocasionarle accidentes. Es capaz de aceptar las órdenes impartidas y se adapta a las indicaciones comprendiendo la necesidad de tener buenos modales y de actuar con corrección. Su ego, en el Fútbol, es óbice para que pase el balón --> ¡ESTE BALÓN ES MÍO! Podemos entender e inducir que el niño de seis años tiene una característica clave que es el EGOCENTRISMO (Se cree centro del mundo), y no es algo repetitivo, ni redundante, sino didácticamente reforzador. Considera que todo debe girar en torno a él. Busca llamar la atención. Es una característica siempre presente en mayor o menor grado, que hoy en día, con la presencia de las guarderías, los jardines de infancia, los hogares de cuidado diario y los tres niveles de Preescolar que hay en Venezuela y otros Países, tiende a disgregarse un poco en el plano de la heterogeneidad, ya que las experiencias con el grupo de iguales en las fases anteriores, le han servido de apresto, con todas las incomodidades de adaptación que ha debido sufrir en los iniciales procesos de socialización. ¿Acaso no cuesta disimular su egocentrismo?

Observar la evolución motriz de un niño que nos llega a la Escuela de Fútbol o la categoría preparatoria (6 - 8 años) no es tan simple como parece (necesitaríamos un equipo de profesionales de élite). Si dividimos la evaluación en tonalidades, es fácil detectar el blanco y el negro. El problema radica en los grises. Es posible que un niño de 7 años, de cociente motor estable, se integre con sus similares de 8 años y hasta supere a algunos. Entiéndase bien: "algún" a "algunos", pero este juicio valorativo puede no ser válido universalmente cuando la experiencia de estudio es longitudinal (los mismos niños) porque aunque garantiza la efectividad evaluativa del grupo T, no habla de las variaciones en grupos diferentes. Cierto que el estudio longitudinal tiene sus ventajas para trabajar con una categoría de un Club específico (de 6 a 8 años) que incluso puede partir de cero, ya que nos permitiría :

  • 1) Analizar desarrollo y crecimiento de cada sujeto (niño).
  • 2) Aumento del crecimiento individual y grupal.
  • 3) Analizar interrelaciones entre crecimiento, desarrollo, maduración y experiencia, ya que el estudio se hace entre los mismos niños.
  • 4) Medir el nacimiento y desarrollo de la mentalidad de juego.
  • 5) Detectar juicios valorativos en la adquisición y desarrollo de habilidades y destrezas.
  • 6) Introyectar valores.
  • 7) Observación global kinoantropométrica.

Si queremos formar una selección, tenemos que aplicar el enfoque normativo en sección transversa, pues debemos observar con "ojo clínico" y estudiar muchos grupos (aun en un período breve de tiempo Y NO SIEMPRE ACERTAMOS). Este enfoque debe incluir entre otros: Cuestionarios, tests, planillas de observación directa e informes retrospectivos, amén de indagar sobre el background posible en un niño de estas fases etaria. (Que lo puede tener desde el "potrero" ¿Verdad, mi apreciado Profesor René Arregui?) Este enfoque transverso, en mi opinión personal, no lo considero muy fiable después de 11 años (La pubertad es más diferencial y multifactorial). Pero sigamos con nuestro estudio que nos hace pensar en una pregunta que puede sonar a especulación filosófica:¿Fútbol para niños o niños para el Fútbol?

NINGUNA TENDENCIA HEREDITARIA PUEDE MADURAR COMPLETAMENTE SIN EL ADECUADO APOYO DEL MEDIO AMBIENTE.

Discernamos:

  • 1) Funciones filogenéticas:(Reino: Animal. Subreino: Metazoo. Phyllum: Cordados. Subphyllum: Vetebrados. Clase: Mamíferos. Subclase: Euterior. Orden: Homínidos) --> Gatear, trepar desde el piso, sentarse, equilibrio y desplazamiento en bipedestación. (Necesitan libertad y espontaneidad. Sólo estimulación. El adiestramiento en exceso puede ser inhibidor).
  • 2) Funciones ontogenéticas: (Habilidades y destrezas individuales) --> Patinar, montar en bicicleta, consolidar accionar futbolístico (Aun cuando la habilidad es propia del talento innato y silvestre capaz de desestabilizar y desequilibrar) --> El adiestramiento aquí es valiosísimo (Hay rasgos que se desarrollan repentinamente por maduración --> Los niños dan sorpresas). "La elevada correlación entre crecimiento y habilidades indica que el desarrollo físico grosero va acompañado de la capacidad de manipular las partes del cuerpo que han crecido" (Dunbar, 1955). Aunque estamos al finales del 2003, y esta aseveración tiene 48 años, nos induce una definición de adquisición de competencia motriz. Hay niños que no son capaces de adquirirla, a mi modesto parecer (a manera de artículo y sin pretender la exactitud científica) por alguna de estas 20 razones, elegidas con fines meramente didácticos:
  • 1) Trastornos de psicomotricidad.
  • 2) Diferencias marcadas entre edad cronológica y edad motora.
  • 3) Problemas en el entorno familiar (Agente de cohibición).
  • 4) Conductas introspectivas inhibidoras.
  • 5) Frenos bio-psicosociales.
  • 6) Fanatismo religioso (Casos específicos).
  • 7) Falta de estimulación motora.
  • 8) No identificación con el deporte elegido (o al que lo inscribieron sus padres).
  • 9) Presión de los padres y maestros.
  • 10) Óbices al componente lúdico.
  • 11) Fallas de equilibrio.
  • 12) Deficiencias en postura corporal estática o cinética.
  • 13) Problemas de localización espacial.
  • 14) Factores intrínsecos de descoordinación kinoantropométrica.
  • 15) Factor "Miedo".
  • 16) Deseo de llamar la atención como "víctima" o "patito feo".
  • 17) Desconocimiento de los representantes sobre lo que es un Psicomotricista.
  • 18) Actitudes despectivas del grupo de iguales.
  • 19) Rechazo abierto o subyacente a la figura adulta encargada de la actividad física.
  • 20) Otros problemas de índole psicosomática, física, de salud, nutricional, hormonal, etcétera, que requieren la atención específica de un especialista.

Todo esto no es nuevo y podemos citar una afirmación de hace más de 40 años, que todavía tiene vigencia :

"Comenzando con las estructuras y funciones complejas proporcionadas por su constitución genética única, cada organismo, mientras mantiene su integridad orgánica y un residuo considerable de su naturaleza original, se mueve a través de su ciclo de maduración tratándose y permitiendo ser modificado por aspectos seleccionados de su medio ambiente inmediato. Estas modificaciones adaptativas que se producen con máxima rapidez en los años de la primera y segunda infancia, están adaptados al tiempo de modo tan apropiado que no amenazan al organismo ni en lo fisiológico, ni lo psicológico". (Gray y Klaus, 1956).

Concluiremos esta parte del cybertaller con una reflexión: " La evolución futbolística se puede guiar y mejorar, pero no crear, ya que el  crecimiento intrínseco es un don de la naturaleza".


El adiestramiento futbolístico para los niños no puede ir divorciado del componente lúdico, ya que el concepto de "juego" represente esencia y existencia de la vida infantil. Claro que podemos adiestrarlos, pero debemos tener en cuenta que la técnica también es una carga que hay que dosificar y distribuir y que esa técnica es el basamento de toda realidad competitiva en el Fútbol, en cualquier categoría. Comprendemos que cada edad tiene un tipo de trabajo y, si queremos formar un jugador, debemos trabajar como ENTRENADORES DE PROMOCIÓN y planificar en base a un alcance de secuencias, con las consideraciones respectivas de cada fase etaria.

Veamos estos comentarios: "la preparación para la maduración tiene una consecuencia práctica en la educación del niño. Sugiere a qué edad debe comenzar el adiestramiento y en qué orden debe tener lugar" (Bell). "El aprendizaje, tanto en la esfera intelectual, social, como motora, se consigue de modo óptimo cuando lo que se ofrece en la educación se ajusta, en cuanto al tiempo, al estado de disposición o madurez del niño" (Blum). "Si el niño no está lo bastante maduro como para aprovechar la enseñanza, puede decirse que se pierde tiempo y esfuerzo e incluso que puede provocarse una conducta de resistencia que limite en contra de un aprendizaje eficaz. Si, en cambio, se ha conseguido la maduración necesaria y no se permite al niño que aprenda, sin interés bajará hasta un nivel tan bajo que se resistirá a hacer el esfuerzo necesario más tarde para un aprendizaje logrado" (Hurlock). "Es posible, e incluso probable que una persona que llega tarde al aprendizaje, nunca cumplirá la plena medida de su potencial" (Harris). "Cuando el cuerpo está maduro y la sociedad lo requiere, y el yo está presto para realizar una determinada tarea, el momento enseñable ha llegado. Los esfuerzos de enseñanza que se hubieran desperdiciado en su mayoría si se hubiesen producido antes, dan resultado cuando se producen en el MOMENTO ENSEÑABLE, momento justo en que la tarea debe enseñarse" (Havighurst).

Después de leer las aseveraciones de estos especialistas, es menester aclarar que, para trabajar un equipo de estas edades (entre 6 y 8 años) las diferencias significativas las marcará, en condiciones normales, el COCIENTE MOTOR de cada niño, es decir, la relación de promedio entre la edad cronológica y la edad motora, unida a estos dos conceptos: APTITUD y ACTITUD. Todo esto nos llevará a pensar en COMPETENCIA MOTRIZ. (Tampoco debemos olvidar la "mentalización" que en estas edades significa más del 70% para conseguir resultados). Colegas: Cuando detectamos potencial o talento, debemos actuar como entrenadores de promoción. ¡Hay que trabajar al grupo y al individuo! Nuestra tarea es formar jugadores, aun cuando nos exigen resultados. Ganar en estas edades, o hacer un equipo competitivo, es relativamente fácil si somos astutos y trabajamos en base al binomio psicomotricidad - técnica y aprovechamos los puntos débiles del contrario buscando explotar los fuertes nuestros, tratando de minimizar las fragilidades y manejando una columna vertebral de 4 ó 5 jugadores. Utilizando al máximo la variable "Explosividad" de algunos de nuestros niños. Aprovechando los tiros libres (Los arqueros son de baja estatura), los córners (en canchas pequeñas un córner es medio gol), etc., es decir implantando un patrón de juego y explotando la táctica fija. Lo difícil es evolucionar y desarrollar al jugador, enseñarle a ser cada vez mejor y con ello divertirse (Aprovechamiento del componente lúdico), introyectarle valores a través del Fair Play, hacerles entender que el estudio y el deporte son dos factores plenamente compatibles y por ello deben administrar su tiempo. Estimularles la afición, brindarles un stock de sesiones atractivas y variadas de entrenamiento, enseñarles a autoevaluarse y, sobre todo, FORMARLOS COMO PERSONAS.


Hasta ahora hemos venido hablando sobre el niño que nos llega a la Escuela de Fútbol, o al equipito (6 - 8 años), pero es necesario saber qué opina la FIFA al respecto. Por ello trataremos de esquematizar y adaptar sus sugerencias de forma de ilustrar a los noveles.

6 años --> U- 6

Primera persona de confianza: La madre.

Inicio: El hogar --> Atmósfera de Fútbol --> La madre es quien elige los juguetes --> ¿Balón? El niño sólo necesita una superficie para jugar; no requiere una cancha Ad Hoc. Advertencia: No le compre un balón N° 5 Oficial (Y mucho menos uno de Fútbol de Salón o Futbolito) que sólo frustrará sus ilusiones y traumatizará sus frágiles articulaciones --> Pelota o balón liviano es lo ideal --> Su contacto debe causarle placer. No dolor, ni frustración.

Incentivo: Más que jugar, juguetear.

Niño de 6 años --> Egoísta --> Quiere el balón para él.

Apenas necesita instrucciones. l objetivo principal es la alegría que le produce el balón. En países como Venezuela, que hasta ahora no han tenido tradición futbolística masiva, el inicio descansaría en la tradición del padre o los hermanos mayores; principalmente en el entorno (Colegio, Club Social, Conjunto Residencial, Callejón, etc.) El otro impulso es sociológico, como el boom de un Mundial. En lo referente a Técnica, es recomendable no efectuar una división tajante entre correr y jugar con el balón. El Manual FIFA nos dice que "A esta  edad, el joven jugador aún no sabe concebir el espacio en forma tridimensional. No existe una cosa llamada << terreno de juego>> y tiende a jugar por zonas..." Recomendaciones: Ejercicios libres que estimulen la creatividad. No limitar la ejecución técnica :

  • - Correr con el balón.
  • - Recoger el balón.
  • - Pasarlo.
  • - Rematar al arco.
  • - Juegos menores.
  • - Habituarse al balón.

¡Estímulo y satisfacción de jugar!

En base a la Condición Física, los ejercicios de carrera y gimnasia no deben ser separados y debe hacerse énfasis en músculos y circulación.

Didácticamente, hay que enseñarles a reaccionar ante estímulos ópticos y acústicos: 1) Levanta la cabeza. 2) Pégale fuerte. 3) Patea duro. 4) Márcalo por detrás y por dentro... Puede usar las manos para los ejercicios porque todavía no le ha desarrollado su técnica. Éste será el tipo de niños que (Al menos en el caso venezolano) llega por primera vez a la llamada "Escuelita". De vez en cuando, nos encontramos con agradabilísimas excepciones que se nos muestran en la persona de un niño de 6-7 años con un gran potencial (talento) innato. Debemos tener en cuenta que a los 6 - 7 años, el niño no puede haber sofisticado sus habilidades kinéstésicas y su destreza percepto-motriz. El comportamiento de carácter técnico en el Fútbol, tiene que ver obligatoriamente con la forma cómo el cuerpo responde a las órdenes que le envía la mente y, si bien el niño estereotipa acústicamente unas señales e instrucciones y reacciona en forma de estímulo-respuesta de una manera prácticamente refleja por los condicionamientos antecedente, lo usual es que sea la vista la que generalmente antecede a gestos y acciones tanto técnicas, como "tácticas" en el supuesto inductivo del niño y, entonces, el énfasis de la ejecución técnica radicará en la habilidad óculo-podal (ojo-pie).

Cualquier persona que jugó Fútbol, sabe perfectamente que cada malabarismo o ejecución técnica, debe practicarse mucho para llegar a dominarla de una forma automatizada y, si bien las libertades lúdicas que le permite a un niño el laissez faire (dejar hacer) le van llevando a un dominio de destrezas espontáneas, ese laissez faire no puede ir divorciado del "ensayo-error".. Es por eso que sugerimos recordar las siguientes recomendaciones :

  • 1) Para un adulto el juego puede ser un hobbie, una diversión o una vivencia momentánea. Desde otro punto de vista, un fanatismo de apuesta-azar o una pasión agonística. También para algunos, un riesgo constante... Pero siempre será una parcialidad de vida. Para el niño, el JUEGO no es un pasatiempo, ni una diversión, sino SU VIDA MISMA (Ludos + Paido= Esencia y existencia).
  • 2) El niño no es un homúnculo (Hombre en miniatura), sino un complejo
  • bio-psico-social en proceso de formación con una individualidad y características psicoevolutivas especiales.
  • 3) El niño es una pizarra en blanco conde vamos a escribir mensajes con nuestra pedagogía.

  CONSIDERACIONES EVOLUTIVAS Y DE ALCANCE DE SECUENCIA   

¿Trabajo con niños?

Premisas iniciales : ¡Paciencia y Didáctica!

Nuestra labor, con este trabajo, consiste en entrenar, formar y adiestrar niños, prepúberes, púberes y adolescentes mayores, pero, al final de una escalera, se llega peldaño a peldaño.

  • 1er. Peldaño: 5 a 7 años --> Iniciación / Identificación con la pelota / La pelota como instrumento - juguete (Comenzar a manejarla) y a aplicar el componente lúdico en ella: Juegos de equilibrio, postura corporal, localización espacial, psicomotricidad y, por ende, coordinación básica --> Minifútbol / No al Fútbol 11 de ipso facto.
    Apresto y Socialización --> Seguir instrucciones --> Continuos tests.
  • 2º Peldaño: 8 - 9 años: Cantera y Génesis. Verdadera iniciación. Manejo inteligente del egocentrismo. Continuamos con el trabajo de la psiscomtricidad, coordinación, equilibrio, postura corporal, localización espacial, mentalización e introducimos la enseñanza de la Técnica como carga sistemática; incentivar agresividad, coraje y temple (En el buen sentido).Consideración de trastornos del desarrollo psicomotor.
  • ¿Cuidado! --> Los niños, hasta 12 - 13 años, no pueden trabajar altas intensidades por más de 6 repeticiones y por más de 8 segundos, porque entran en lactacidemia. Tienen menor volumen de oxígeno y no poseen significativa cantidad de lactato-deshidrogenasa, que es la que ataca al ácido láctico y lo resintetiza. Tampoco poseen testosterona para los trabajos sistemáticos de fuerza con cargas significativas y, en exigencia de fuerza/resistencia y resistencia a la velocidad, su riesgo a las catecolaminas es 10 veces superior al de los adultos. ¡Ojo!

    En otras palabras, no pueden cumplir con ciertas exigencias por características propias de su desarrollo filogenético. En entrenamiento en ellos, jamás puede concebirse como un atentado contra el soma.

    Debemos iniciarlos sistemática e inteligentemente en la idea de patrón de juego y enseñarles 2 acciones de táctica fija. Clave: Espacios reducidos y menos jugadores. La concentración en estas edades dura sólo 15 minutos. Por esta razón, si queremos que el niño asimile el aprendizaje, a los 15 minutos les damos un pequeño receso, que se rehidraten y vuelvan para otra actividad. ¡Cuidado! --> Un niño NO es un homúnculo (Hombre en miniatura).

    - Los niños dan sorpresas. Son capaces de diseñar estrategias.

    - En el trabajo con niños, el factor "Mentalización" ocupa más del 60% para alcanzar resultados.

 

  • EVALUANDO LA TÉCNICA EN LOS NIÑOS
    • Para evaluar, debemos tener presentes tres conceptos en estricto orden : Efectividad, eficacia y eficiencia.

    • Efectividad: Que haga el pase.
    • Eficacia: Que llegue al lugar donde lo mandó con la fuerza requerida.
    • Eficiencia: Que lo pueda repetir varias veces.

 

  • ESQUEMA DE EJEMPLO PARA LA CONFECCIÓN DE UN SISTEMA DE CARGAS DE ENTRENAMIENTO CON INTERRELACIÓN
    • - Nombre : Anderson Garcìa.
    • - Deporte : Fùtbol Campo.
    • - Sexo : Masculino.
    • - Categoría : 9 años.
    • - Club : Calasanz
    • - Objetivo : Incrementar la saltabilidad en un 5 - 10%
    • - Cualidad motriz o tarea : Saltabilidad.
    • - Ejercicios : Por planos potenciales en orden, dirigidos a desarrollar la fuerza explosiva y la resistencia de las piernas para mayor impulso y consecución de altura en el cabeceo : Resistencia aeróbica: 35% /Fuerza Resistencia: 40% (activo) 60% (multiplico). Fuerza explosiva: 80 - 85%
    • - Ejercicios a aplicar después del calentamiento : Saltos a propulsión con ambos pies y sin banco (La intensidad se mide por la frecuencia cardíaca). Saltos con rebote e impulso - Proyección cabeceando con la técnica debida (ejemplos de...)
    • - Cargas (ejemplo) : Rebotes sucesivos y a la voz de "ya" saltar cabeceando con la aplicación de la técnica adecuada --> Carga físico-técnica --> 3 repeticiones --> 30 " descanso / 6 repeticiones --> 1 min. De descanso (Para cada ejercicio --.> Adaptación de cargas)
    • - Evaluación : Test de Sargent
    • (la relación trabajo-descanso es muy importante)

      8 - 9 años: Apresto e input.

  • 3er. Peldaño: 10 - 11 años : Enfasis en Técnica, explosividad, concentración en el juego, ir por todas, respeto al patrón de juego, consiideraciones de las fases etarias anteriores y màsn trabajo de coordinación. (El entrenador en estas edades debe haber jugado Fútbol, porque nadie puede enseñar lo que no sabe). Si los 8 - 9 años fueron de apresto e input, los 10-11 años son de ADQUISICIÓN DE FUNDAMENTOS.
  • 4º  Peldaño: 11- 12 años : Ya el niño debe haber adquirido los fundamentos básicos en lo que a Técnica y Patrón de Juego se refiere, entonces, ésta es la etapa de CONSOLIDACIÓN. En estas edades, se inicia el proceso de abstracción y, por tanto, es la hora de introducirlos sistemáticamente a la enseñanza de la táctica, iniciándoles con ejercicios simples de "Toma y Circulación". 11 - 12 años: Esponja para el aprendizaje. Betaendorfina (Hormona que se produce a nivel del hipotálamo): Estimula la fuerza explosiva.

  ¿ Qué observamos en el niño cuando nos llega a la Escuela de Fútbol ?   

  • 1) Conductas motrices :
      •    - Equilibrio estático y dinámico.
      •    - Coordinación corporal.
      •    - Grado de efectividad coordinativa óculo-manual u óculo-podal.
      •    - Capacidad de respuestas reflejas.
      •    - Resultados observables de la contracción / relajación muscular.
  • 2) Concepción percepto-motriz del espacio - tiempo en lo referente a estímulo-respuesta.
  • 3) Orientación y localización espacial, acordes o no con el cociente motor.

  EL NIÑO DE 7 AÑOS  

El paso de seis a siete años va a servirle para ir descubriendo que él no es sólo en el grupo, en el curso, en el equipo. Ese egocentrismo se manifiesta en la práctica del balompié en querer tener el balón sólo para él. Por eso es que no lo pasa; no lo quiere compartir, ya que en su fuero interno le satisface su interés lúdico considerándolo de su exclusiva propiedad. El descubrir que en el equipo hay otros que sienten y padecen igual que él y tienen intereses comunes, es algo fuerte en esas edades pero, necesariamente, es ley de vida en el natural proceso de relativa madurez. A este egocentrismo de los seis-siete años, debemos sumarle otra característica, donde la imaginación nutre su rico mundo interno, que es la FANTASÍA. En esta fase etaria, el niño es fantasioso y suele haber momentos en los cuales parece aislarse en momentos introspectivos, tener interesantes y curiosos monólogos, a veces indescifrables para el adulto. Otras veces se identifica en la personificación de seres reales o imaginarios. Se da cuenta que tiene que evolucionar en un mundo menos sobreprotector que el de sus padres. El haber encontrado un poco de equilibrio psicosomático, le hace integrarse más fácil con sus compañeros, pero, al mismo tiempo de esta etapa socializante, comienza la de introspección, donde el niño, al tener un problema, se aísla, buscando la soledad y compartir con su "yo". Es hipersensible. Buscará perfeccionar sus habilidades con perseverancia y método, de manera que poco a poco irá adquiriendo destrezas que lo gratificarán espiritualemente y lo harán sentir bien. Piensa, compara, aprende, asimila y acepta cada vez, con mayor madurez, la creciente complejidad de su medio ambiente. Todavía no le es posible hacerse cargo de trabajos y le cuesta integrarse en juegos que impliquen una cooperación demasiado compleja, pero es buen momento para comenzar a tener responsabilidades en los juegos, ciertas tareas y, participación activa en algunos deportes organizados como el Fútbol. Posee, desde luego, mayor habilidad muscular y algunos nos sorprenden con su nivel de explosividad que indica u cociente motor envidiable. Considerando las excepciones que todos conocemos en países de los tres mundos, hasta los seis-siete años, el elemento clave de identificación es la madre. Hacia los 8 años comienza a ser el padre y, después, el elemento guía pasa a ser el docente, en su colegio o escuela o el Técnico (Entrenador) en su equipo o en la escuela de Fútbol. Esto varía en la realidad del mundo moderno, por el hecho del altísimo porcentaje de madres sola que son cabeza de familia, principalmente en algunos países del primer mundo (aun cuando Usted se asombre y lo dude, colega), así como en el caso de las madres abandonadas en los países tercermundistas. (En algunos casos no está presente la madre, sino que es la abuela, una tía, madrina o vecina, quien se encarga del niño y, a veces, ni siquiera lo presenta a las autoridades respectivas para los papeles de identificación sino cuando llega a la edad escolar y tiene que enviarlo a la escuela por inercia, ya que otras

Veces, ese niño pasa a engrosar la lista de limosneros, indigentes, o vagos de la ciudad, en el seno de uno de los cinturones marginales, o, a veces, disimulado entre grandes urbes, con la desidia de convertirlo en un(a) sirviente(a) de sus iguales, porque le dan un plato de comida y un sitio donde dormir, y se la pasan echándole en cara el favor.

Tal parece que es la madre o la mujer (madrina, abuela, vecina, tía), quien decide. Estas observaciones tan palpables, han hecho que la FIFA se interese por integrar e insertar en el Fútbol a la mujer, no sólo porque se practique Fútbol Femenino y exista igualdad de derechos laborales para el hombre y la mujer, sino porque es ella la que tiene que decidir qué deporte va a practicar el niño o niña que está bajo su tutela (Y la FIFA pretende que sea el Fútbol obviamente). Se busca integrar a la mujer, no sólo en el aspecto competitivo, sino en el aspecto dirigencial. En la edad de seis / siete años, hay que trabajar más que todo en la socialización. Las actividades de instrucciones deben hacerse básicamente con el gran grupo, de forma de concederle oportunidad de apresto a todos e ir estimulando a los que observamos un poco retraídos o que tienden a autoexcluirse por razones de personalidad. Las actividades deben ser lúdicas, y el elemento agonístico (competencia) se debe ir asomando en forma de juego mientras no sea obligante por las condiciones y características del torneo. Aparte de eficiencia en psicomotricidad, lo que más interesa al Técnico que trabaja con estas edades, es que el niño APRENDA A SEGUIR INSTRUCCIONES. Aunque lo principal será cuidarlos para prevenir lesiones, evitar que se peleen e ir corrigiendo poco a poco, debemos dejarles que jueguen lo más posible e ir variando progresivamente el número de competidores, hasta conseguir trabajos en grupos de a tres y espacios reducidos, lo que permitirá una mejor enseñanza y un aprendizaje de mayor efectividad. Están contraindicadas las charlas largas. Sólo se dan las elementales instrucciones y advertencias de rigor. No los sentemos a charlas técnicas cuando ellos están pendientes de los balones. Evitemos ponerlos en columnas e ingeniémonos para que todos estén en actividad.


  EL NIÑO DE 8 AÑOS  

Comienza a abandonar relativamente el egocentrismo y poco a poco se vuelve más sociable. Sus actitudes de mayor seriedad, comienzan a evidenciar la evolución social que va desarrollándose en él. Como su habilidad motora comienza a estabilizarse, maneja mejor su cuerpo y su equilibrio cinético, adquiriendo mayor destreza en el Fútbol. A esta edad, demuestran necesidad por las actividades físicas y los deportes organizados. Se relaciona aceleradamente con quienes le rodean.

Acepta condiciones y reglas. Reflexiona con mayor profundidad y sentido crítico. Se siente inestable en la relación con sus amigos: Hoy son sus mejores compañeros de juegos y, al otro día, por una pequeña discusión, asegura que jamás fueron sus amigos. Le gusta ir a la escuela y al entrenamiento para poder estar con sus amiguitos y compartir con ellos.

Es impaciente y curioso. A los ocho años comienza el verdadero aprendizaje. Ya el niño parece haber consolidado el uso de razón y es capaz de mantener posición en el campo y evolucionar visiblemente con relativa facilidad. Comienza a identificarse con subgrupos y aparece el compañerito que actúa como "compinche" o amigo inseparable, aun cuando acepta a los demás. Comienza a verse la presencia y maduración de la conciencia social. Si la figura del padre existe, es aquí muy importante su apoyo. El entrenador, más que un técnico, debe ser un líder y "pedir"

(Inteligentemente lograr extrospección) sobre opiniones a sus jugadores respecto a posibles alineaciones del equipo, conversar con ellos e irles ayudando a madurar. Enseñarles el valor de la puntualidad, el respeto al compañero, la responsabilidad, el amor por la franela y, para el proceso de enseñanza - aprendizaje de los gestos técnicos, utilizar el método del desglosamiento y tener presente el drive de proyección de Skinner (Hay acciones psicomotrices que se aprenden por imitación, teniendo claro un patrón de émulo y adiestrándose en ensayo-error). Recomiendo ir a www.entrenadores.info y buscar en Técnica, "Didáctica de las acciones técnicas por el método del desglosamiento", documento de mi autoría.


  EL NIÑO DE 9 AÑOS  

Edad de la consolidación de experiencias, pues comienza a definir los perfiles de su personalidad. En forma integrada, comparte juegos y actividades colectivas. Ha avanzado bastante en el desarrollo de sus aptitudes, habilidades y destrezas y, salvo en ciertas ocasiones, no le gusta ser tratado como un niñito, y  menos delante de sus compañeros. (Como decimos en Venezuela: Es una "raya" que mami me peine o me meta la camisa delante de los otros "chamos"). Suele actuar con sinceridad y sentido de justicia. Comienza a valorar el orden y la organización.

Le gustan los deportes, es ágil y muy activo (Con respetadas excepciones que todos conocemos). El elemento AGONÍSTICO toma mayor importancia y, por lo tanto, desarrolla el sentido de la competencia y es propenso a la crítica, pero también sabe criticar con certeros comentarios. En el período de ocho a diez años, como el niño crece lentamente, hay estabilidad biomecánica y mayor armonía de acciones kinestésicas, por lo que el niño aprende a dominar su cuerpo y la relación córtico-podal (En el caso del Fútbol) la ve realizada con satisfacción.


volver al inicio

  EL NIÑO DE 10 AÑOS  

El despertar de la aventura. Hay una definición incipiente del adulto que se halla en formación. Se integra decididamente en el grupo de amigos comenzando a formar las pandillas. Con cierta frecuencia puede tener un alto grado de crueldad, excluyendo despóticamente al compañero inepto en algún juego y mostrando claramente su disgusto si no tiene otra opción que incluirlo. Su ironía tiene gran sentido del ridículo y lanza las críticas, pero no las acepta (Sino a regañadientes). En el caso del varón, aquí comienza a mostrarse el clásico machismo criollo: Conducta masculina y brava, resistencia al dolor, combatividad, competitividad y no dejarse "someter" por el grupo de iguales. Parece que esta edad es la natural selección del más apto, más hábil, más líder, más solidario con el grupo a la hora de competir, de pelear y defender lo suyo. El deporte o la actividad física y los juegos de movimiento, centran todo su interés y ocupan gran parte de su tiempo libre.

OBSERVACIÓN IMPORTANTE: De 10 a 12 años, la prepubertad le hace descubrir la preferencia por el concepto de pandilla, y adquiere valor el concepto de lealtad hacia el grupo. Es aquí cuando la enseñanza de la táctica debe iniciarse con movimientos simples de "Toma y Circulación", movimientos de desplazamiento en el terreno de juego y acciones de táctica fija. El perfeccionamiento de los fundamentos técnicos deberá hacerse en terrenos reducidos y con grupos de 4 - 4 hasta 7 - 7 preferiblemente. El niño va a entrar en la pubertad, unos antes, otros después, y en su mente comienza a tomar forma la ABSTRACCIÓN y debemos tener en cuenta que LA TÁCTICA ES UN CONCEPTO ABSTRACTO.


volver al inicio

  NIÑOS DE ONCE - DOCE AÑOS   

Preadolescencia, prepubertad se hacen manifiestas, así como las diferencias individuales, en cuanto al desarrollo físico, que ya comienza a aparecer. Evoluciona un acentuado sentido crítico hacia su propia capacidad, lo que nos indica que ya posee un grado de responsabilidad mayor y una relativa comprensión de los posibles resultados causa-efecto de sus actos. Le da mucha importancia al sentido de justicia. Con la próxima pubertad, viene otra crisis de adaptación, donde él buscará alejarse de los más pequeños para compartir el mutuo interés con el grupo de iguales. Su búsqueda de equilibrio lo hace luchar por un resultado que lo satisfaga; que lo haga sentirse contento consigo mismo y alejado, lo más posible, de un sentimiento de fracaso y frustración. Considerando la individualidad, aun con los convencionalismos, cada uno de estos prepúberes posee su propio grado de evolución y desarrollo. Existen niños que a los once años ya muestran un avanzado desarrollo integral, y otros que no lo alcanzan sino algún tiempo más tarde, sin que esto sea signo de angustia, pero los padres corren a buscar un endocrinólogo. Es a la edad de 12 años, aproximadamente, cuando termina la infancia y comienza la pubertad. Se están preparando cambios físicos y psicológicos, que transformarán aceleradamente a ese niño que todavía posee rasgos infantiles, en un pequeño hombre. En algunos, comienza claramente el desarrollo de la capacidad sexual, definiéndose con mayor claridad los rasgos típicos del sexo. Es la edad de la pandilla organizada y la aparición de un creciente interés sexual. Es la etapa donde aparece con énfasis lo que el Psicólogo Skinner llamó Drive de Proyección, es decir, donde el pequeño futbolista toma un ídolo deportivo en la persona de un astro. Por ejemplo: El pequeño Silvio idolatra a Beckham, mientras el joven Ubaldo hace lo mismo con Verón. Cambios de humor, abstracción, rebeldía e inestabilidad emocional son indicadores de esa crisis que el jovencito vivirá en toda su intensidad. Su seguridad se altera al descubrir que su cuerpo comienza a sufrir cambios, que de todas maneras, salvo en casos excepcionales, aún no son tan importantes como los que vendrán más adelante. En Venezuela, el estirón y los grandes cambios físicos se verán, convencionalmente, a los 14 años, como cualquiera puede constatar visitando el noveno grado de un Colegio que vaya acorde con las edades. Los profesores comentan: "En noveno se transforman". Aquí entramos en la propia pubertad, como fenómeno biológico y la adolescencia, como fenómeno psicológico.


  ¿ Campeonatos y torneos con niños de 7 - 8 años ?   

No pretendo entrar en polémicas sobre si está bien o mal, sino referirme a los lugares y situaciones donde los hay porque es tradición o decisión.

El torneo, en esta categoría, como en las otras, se encuentra siempre reñido; pero aquí, por la edad de los niños, casi todos son acompañados por los padres y, las pequeñas tribunas o los alrededores de la cancha se hallan siempre repletos y el alboroto es de pronóstico en cada jugada. Como podrán imaginarse los lectores, tremendo problema para un entrenador es hacerse oír, ya que muchos padres se consideran entrenadores y, algunas madres, ni hablar. ¿Qué se observa en cada partido a nivel de Liga?

  • 1) Es raro el equipo que tenga un arquerito aceptable.
  • 2) Solamente destacan dos o tres jugadores y, uno es el defensa central y otro juega libre en la media cancha y es quien mueve el equipo y patea fuerte, aunque sea de puntera.(Algunos tienen un gordito que sólo usan para patear tiros libres o penales y hacer los saques de meta).
  • 3) Algunos equipos, generalmente de Colegios, coinciden con una buena generación.
  • 4) El nivel del torneo no siempre es el mismo.
  • 5) Casi la totalidad de los equipo (A excepción de los que tienen "Escuelita") presentan problemas para hacer la nómina inicial, generalmente por falta de niños en la edad o porque hay cantidad y no calidad con potencial claro, debido a que vienen los que tienen familiares en otras categorías o muchos de los denominados "gorditos", amén de hijos de directivos o relacionados.
  • 6) En Venezuela, por ejemplo, no es extraño observar en el recreo de un Colegio, o en una "caimanerita" (juego informal) a un niño con gran talento y, cuando lo contactamos, nos dice: "me inscribieron en Beisbol".

volver al inicio

  ¿Cómo formar el equipo?  

Lo primero que habremos de hacer es motivar a los niños a que jueguen un laissez faire supervisado para que ellos libremente demuestren sus habilidades y se vayan integrando y presentando, por destellos, sus puntos fuertes de potencial: Se coloca bien, corre fuerte, pelea el balón, patea fuerte o...sus fallas: Es miedoso, es tímido, le falta mucho, es cohibido, espera a que le llegue el balón, muestra problemas motores. Como hemos visto en correos anteriores, el hecho de que "no se la pase a nadie" o "no levante la cabeza", no puede considerarse como un defecto irremediable, sino como una característica propia de la edad -->

Egocentrismo. Luego nos preguntamos: ¿Quién va  a ser el arquero? Pues, a veces, todos quieren jugar en esta posición y, a lo mejor al que tiene más habilidades, o al más "avispadito" lo necesitamos como jugador de cancha arriba. En otras ocasiones, nadie quiere ser el arquero y, hay situaciones donde el niño tiene potencial y quiere ser arquero, pero el papá o la mamá se oponen. ¡Tremendo problema, señores! Afortunadamente, casi siempre hay un niño que es "segundo año" o que destaca en las "caimaneritas" y ése será la base del equipo. Habrá que seleccionar al niñito fuerte y avispado que juegue de último hombre, estilo "muralla", para que "no pase nadie" y, después, entrenar y competir con esperanzas, hablándoles, estimulándoles y confiando en ellos.


volver al inicio

  ¿ CÓMO ENTRENAR EL EQUIPO DE NIÑOS DE 7 - 8 AÑOS ?  

Antes de todo tendremos que erigirnos como líderes docentes y después todo será más fácil si tomamos en cuenta lo que queremos. Tendremos que formar un pateador de media distancia, ya que, por el tamaño de los arqueritos, ésta será un arma efectivísima y que podrá definir partidos difíciles. Preparar alguna jugada para los córners ofensivos es importantísimos, ya que en canchas pequeñas, un córner debe representar medio gol. Habrá que practicar dos lanzadores de pénales y enseñar a los niños a "lanzarla arriba" y "centra" o "cambiar". El aprendizaje del dribbling ya es espontáneo por el híbrido lúdico-agonístico propio de los niños, pero aun así, las clínicas esporádicas y los movimientos desglosados, estimularán el patrón de émulo que motiva a los niños a insistir en la práctica y la repetición hasta dominar la ejecución.

Lo otro consistirá en enseñarlos a conservar sus posiciones e introducirlos en la idea de reglamento y la panorámica del Off-Side.

Otra cosa muy importante es el correcto saque de banda. También es básico y decisivo enseñar a que el pateador de turno eleve el saque de meta, porque si no...¡Ay! Es vital planificar los entrenamientos, ya que cada uno de ellos deberá ser una atractiva experiencia para los niños: Cada ejercicio, cada movimiento, deberá ser preferiblemente con el balón. Los niños a esta edad, no están para trotes largos alrededor de la cancha, ni sesiones maratónicas de estiramiento o charlas de pizarrón y paraphernalias extensas donde no atienden, ni entienden, porque están pendientes de "la pelota" y, por el aburrimiento, buscarán fastidiarse unos a otros, jugar con tierra, lanzar piedritas, etc. Hay que ingeniarse la forma de enseñarles a caer, usar el cuerpo y esquivar las posibles patadas, pero, ante todo, inculcarles que el verdadero show futbolístico es el Fair Play. Si el niño se siente feliz, jugará feliz y rendirá feliz, aunque esto no quiere decir, en ningún momento, que reinará la anarquía. Debe haber disciplina, pero esa disciplina debe nacer del respeto y cariño mutuo, no de la autoridad castrense. El niño se adaptará sin problemas pero, evitemos los epítetos humillantes y despectivos. Por experiencia propia, sabemos que esto cuesta bastante, pero nos lo deberemos tragar y contar hasta 10. Son niños; no máquinas, ni adultos.

Busque un buen repertorio de ejercicios de aplicación técnico - táctica con balón; no sólo los del Manual FIFA, sino los de otras de las muchas fuentes y explique, desglosando, cada ejercicio. Haga antes la demostración. Si Usted no está en capacidad de hacerla, busque un monitor que lo ayude (a lo mejor está entre los mismos niños), ya que, obligatoriamente, el niño tendrá que OBSERVAR LO CORRECTO, PARA APRENDER LO CORRECTO. Para los calentamientos prepartido, utilice un esquema convencional y haga que los niños lo aprendan y ejecute. Trate que el esquema sea siempre el mismo, ya que con la automatización de los movimientos, el apresto grupal se solidificará y los niños se ajustarán a la disciplina de equipo. Además, la estética y armonía de movimientos a esta edad, impresiona psicológicamente a los contrarios. Explique y ejemplifique los rudimentos de reglamento que los niños deben conocer.

Enséñeles a cabecear y a obedecer señales, tanto acústicas, como visuales. En los ejercicios de pareja, simule la realidad de juego.

Trátelos y enséñelos como le gustaría que otro entrenador lo hiciese con su hijo en estas edades.


volver al inicio

  EQUIPOS DE NIÑOS DE 9 - 10 AÑOS.  

El niño de 9 - 10 años, aún considera el factor lúdico como esencia de vida. Con el grupo de iguales, trata de adaptarse, porque lo que le interesa es el gran grupo pero, cuando se identifica con un adulto, manifiesta su descontento con llanto, rabietas o pucheros, pero siempre en la relativa privacidad porque, en caso contrario, se "raya".

A cada momento le gusta jugar y no le gusta estar solo porque se aburre.

Desea jugar, aunque sea con la mamá o el papá, a suplencia de un compañerito. Es fantasioso y se compara con algún ídolo real o ficticio y, en los juegos, imita al locutor o narrador radial o televisivo que transmite su deporte favorito. Puede ser un jockey famoso, al escuchar las carreras de caballos, si en su casa le gusta el hipismo, tal vez un famoso futbolista local o internacional: Juan Arango, Verón, Figo, Zidane, Raúl, Beckham. Maldini, Roberto Carlos...

Para el Fútbol, según  la FIFA, a este nivel requieren ya dos arcos. La persona de confianza, internacionalmente, ya no es la madre, sino el docente. Competiciones escolares, Escuela de Fútbol, Fútbol en la Escuela, Televisión, Visitas al Estadio, hacen que el niño quiera practicar el verdadero Fútbol. El entrenamiento básico consistirá en :

  • 1) Ataque - defensa.
  • 2) Ejercicios avanzados.
  • 3) Velocidad y flexibilidad.

Lo importante no es el compañero, o el contrario, sino el grupo en sí.

Puede competir en dos tiempos por 25 minutos. En lo referente a Técnica, se busca la versatilidad de pases y la mejora del dominio del balón.

El principio táctico de base consiste en marcar goles y evitar goles.

La condición física se centrará en agilidad, flexibilidad, velocidad y agudizar las reacciones. Supongamos que estamos frente al equipo de un Colegio: Primero trataremos de investigar quién es quién y qué antecedentes deportivo - competitivos tiene. Virtudes y efectos por referencia. Esta consulta puede hacerse entre colegas o entre adultos en una inteligente conversación. Tengamos en cuenta que las opiniones de los representantes tienden a ser parcializadas en un alto porcentaje. Después, deberemos conversar con los niños sobre qué opinan de sí mismos, en qué posición les gusta más jugar y qué opinan de los compañeros. De ahí saldrán los cracks del equipo. (En los comentarios del grupo de iguales). Ahora, vamos a verlos en acción, pero a través del Laissez Faire (Dejar hacer) y permitimos que en una partida (supervisada) ellos se alineen y jueguen libres. Allí iremos descubriendo quién puede liderizar al equipo en la media cancha, quién es la muralla de la defensa, quién es el goleador, el driblador efectivo, el que nunca pasa el balón, el miedoso, el buen anulador y, de allí, anotaremos nuestras impresiones. Lo más seguro es que tendremos que CONSTRUIR alguna posición: Un lateral, un arquero, un puntero izquierdo, un medio de contención...Tal vez nuestro equipo no puede jugar adelante sino con dos hombres. Todo eso lo iremos descubriendo progresivamente. Ahora nos dedicaremos a descubrir o construir :

  • 1) Un pateador de penales.
  • 2) El chutador de los tiros libres (Un zurdo, si hay y un derecho, según el ángulo).
  • 3) Definir quién tira los córners.
  • 4) Quiénes van a la barrera.
  • 5) Quién es el efectivo en los saques de banda.
  • 6) Quién realiza los saques de meta.
  • 7) Cuadrar el sistema que mejor se adapte a los jugadores que tenemos, para lo cual habremos de probar y probar, ya que hay jugadores de entrenamiento, de equipo y de selección. ¡Vamos a competir! Pero, sobre todo, vamos a atender, al menos un rato, individualmente a cada uno de los jugadores, hasta darles seguridad en su pequeña destreza.

volver al inicio

  CUIDADO CON LOS PROCESOS DE OSIFICACIÓN EN LOS NIÑOS   

El endurecimiento óseo comienza con el neonato y termina en el púber.

Es un proceso gradual y progresivo en el que intervienen calcio, fósforo y otras sales minerales. El proceso se extiende desde los cartílagos, hasta todo el hueso. No todas las partes del cuerpo se osifican a la misma velocidad, en las extremidades inferiores, por ejemplo, la osificación de los huesos largos es más tardía. Respecto a osificación, las niñas son más adelantadas que los niños. La radiografía de la mano y la muñeca nos dice el progreso del niño en su desarrollo óseo y predice una aproximación de la edad de la pubertad y el alcance de su madurez ósea. Desde luego, el bebé tiene huesos blandos, lo que le permite una inusitada flexibilidad. Todos nos reímos  o recordamos gratamente, cuando el nené o la nenita se "muerde" los dedos de los pies como si fuese contorsionista. Pero --> ¡Ojo, Colegas y Padres! Como los huesos son tan blandos, pueden deformarse por efectos de una presión constante o desmedida, por eso hay que cuidar y "medir" o dosificar los juegos con los niños (Sobre todo los varones, ya que con las hembras no se estila eso de "hacerles maldad") en lo referente a fuerza, lucha y llaves de presión. Los propios padres y hermanos mayores pueden causar daño, (involuntariamente) a los niños en una demostración efusiva de cariño. ¡Atentos con los juegos! Reflexionemos sobre estos puntos:

  • 1) Si un niño duerme siempre en posición decúbito dorsal (Boca arriba; de espaldas) puede aplanarse la forma de la cabeza e incluso lesionarse la región cervical por la calidad, posición, grado de dureza o altura de la almohada.
  • 2) Si un niño duerme siempre en posición decúbito abdominal, prono (Boca abajo) se le puede aplanar el tórax (Zona del esternón).
  • 3) Los zapatos apretados o calcetines inapropiados, pueden deformar los pies, montar los dedos.
  • 4) La conducta de silla (Forma de sentarse en el pupitre de la escuela o en la silla de la casa para hacer la tarea, dibujar, armar un rompecabezas, estudiar, hacer caligrafías o sentarse frente al PC o TV) puede afectar la columna vertebral.

Existe una relación intrínseca entre osificación y nutrición. Claves:

    • - Mineralización.
    • - Suficiencia o insuficiencia tiroidea.
    • - Carencia o suficiencia dietética.

¿Pies planos, geno valgum, geno varum?

¿Trastornos psicomotores?

¿Fallas de coordinación?

¿Errores en la relación córtico-corporal?

Observe, evalúe y, si nota algo extraño, remita a un especialista.


volver al inicio

  REFLEXIONES SOBRE LA TORPEZA MOTORA EN NIÑOS QUE NOS LLEGAN AL EQUIPO  

Estimados colegas: éste es un tema delicado tanto para nosotros, como para padres y representantes (También nosotros ejercemos ese rol).

Todos los niños o progresan igual en lo que a desarrollo motor se refiere. Existen niños precoces y, tal vez superdotados en este aspecto y otros que se muestran retardados En crudo análisis esto se debe al cociente motor, es decir, la medida promedio entre la edad cronológica y la edad motora. Algunos niños, pueden mostrar sospecha de trastornos del desarrollo psicomotor y DEBEN SER LLEVADOS A LA CONSULTA PEDIÁTRICA PARA QUE ÉSTE LOS REMITA A UN PSICOMOTRICISTA, SI LO CONSIDERA OPORTUNO Y NECESARIO.-

El retraso de la maduración del control muscular trae consigo un retraso en el desarrollo de habilidades y destrezas. ¡ojo! Algunos son torpes y otros parecen torpes. Puede haber un desfase para el ojo inexperto entre edad aparente y edad real. Es cierto que existen muchos casos de maduración precoz, pero esto entra en el plano de las diferencias individuales y la influencia del medio ambiente en el que le tocó crecer. Nuca olvidemos que así como hay diferencias interindividuales, también las habrá intraindividuales. Cuando el niño comienza la pubertad, la adaptación a la longitud de los segmentos, altera las pautas de coordinación muscular. (Esto trae efecto psicológico), (Conciencia de torpeza). El niño, desde pequeño es capaz de autoevaluarse y se pregunta: ¿Cuál es mi grado de control motor en las diferentes situaciones? (También depende de qué oportunidades haya tenido de desarrollar su motricidad). El ambiente suele motivar al niño porque la actividad

atlético-deportiva es sinónimo de masculinidad y le da prestigio y popularidad, cuando tiene capacidad de hacerlo bien. Todos nos preocupamos cuando vemos a un niño "torpe" y más aún cuando ese niño es el nuestro. Debemos tener en cuenta que la torpeza puede ser temporal debido a fatiga o tensión emocional. ¿No patea bien el balón? ¿No lo enfrenta con seguridad? ¿Se cae frecuentemente? ¿Estorba a los compañeros en el campo? ¿Obstaculiza aparatosamente a los contrarios? ¿Es rechazado por los compañeros debido a que no trabaja bien y es óbice para el trabajo del compañero? ¿Nadie quiere hacer pareja con él? ¿No adelanta cuando todos los demás lo hacen?

CAUSAS DE LA TORPEZA

  • 1) Somatotipo :
      • - Un niño "gordito" se adapta mejor a actividades de fuerza que de velocidad y agilidad.
      • - Relación peso - altura.
      • - Cuando los cambios de peso y estatura son muy rápidos, hay retraso en el desarrollo motor.
      • - Los polos son desventaja sobre la media: Un niño excesivamente delgado o gordo, está en desventaja ante los "normalmente" atléticos.--> Su constitución corporal no les motiva a practicar lo suficiente como para adquirir habilidades y destrezas.
  • 2) Oportunidades de desarrollo del control muscular :
      • ¿Sólo cuna, coche, corral o parque?
      • ¿Gateó lo suficiente?
      • ¿Fue inquieto en el útero?
      • ¿Medio ambiente amplio?
      • La actividad motora comienza desde el 3er. mes de gestación, cuando el niño tiene la suficiente longitud y desarrollo de segmentos para estirarse y molestar el vientre materno. El retraso en el desarrollo motor deriva de la oportunidad de aprender en los primeros años de vida.
      • Por razones de superprotección, mimos y atención, es común que las clases inferiores superen muchas veces a la media y a la alta. (Opciones obligatorias de independencia). El medio ambiente puede animar a desarrollar actividades de juego sustitutivas, en las que las habilidades son menos importantes. Sólo se satisface el mundo interno y el aspecto lúdico y el niño se conforma. "No se interesará por aprovechar las oportunidades que más tarde se pongan a su alcance. Como resultado, seguirá retrasado detrás de sus contemporáneos. Su torpeza se hará cada vez más manifiesta y él se apartará cada vez más de las actividades en las cuales las habilidades representan un papel importante" (Halverson, Martín).
      • Receta: Estimular la INDEPENDENCIA (Supervisada).
      • Los niños suelen ser crueles y rechazar al menos apto. El impopular carece de motivación porque los contemporáneos son crueles. La mayoría de las veces, estos comentarios e insinuaciones, escapan de las manos del adulto.
  • 3) Déficit de Leit Motiv :
      • Generalmente, el niño de clase alta y media prospera en lo verbal y en lo emocional, pero el de clase baja lo supera en el aspecto motor.
      • La pregunta para reflexionar es ¿Mimado o estimulado? Muchos niños se esconden en la introspección bajo lo que denomino respetuosamente el "síndrome del patito feo" y no practican actividades deportivas, ni participan en juegos que requieran aplicación del aspecto físico. Hoy en día los PC, juegos de video, la TV, y los Video Casettes, colaboran con este aislamiento.
  • 4) Utopías : --> Búsqueda de perfección.
      • Los adultos exigen más al niño de lo que puede dar. Esto lo traumatiza y le genera sentimientos de minimización e impotencia. Por eso se desanima y rebela.
  • 5) Estado Físico Deficiente : "Un niño con salud superior es más precoz en su desarrollo motor que el niño con mala salud" (Jensen). Es lógico que si el niño se siente mal, se desmotiva y no obtiene la práctica necesaria. El ejercicio integral tiene importancia para el desarrollo y fortalecimiento de los músculos. "En el medio ambiente prenatal, un estado de buena salud predispone al feto a una mayor actividad; esto se refleja en un desarrollo motor más avanzado durante el primer año postnatal" (Bedoian y Geber).
  • 6) Cociente intelectual : "Principalmente en los primeros años de vida, se nota la relación inteligencia - desarrollo motor. Un niño lento para sentarse, mantenerse en pie o andar, generalmente resulta, con el tiempo, hallarse retrasado en su desarrollo intelectual" (Malpass).
      • "Los niños que son precoces en su desarrollo motor, demuestran ser, en su mayor parte, precoces intelectualmente. En cuanto a la edad del comienzo de la marcha, se ha encontrado una diferencia media de grado apreciable entre lo niños de inteligencia alta y los de inteligencia baja. De todos modos, alguna vez muy poco frecuente, la inteligencia elevada no va acompañada de marcha temprana; otros factores pueden ser responsables del retraso de la marcha" (Bedoian y Bender).
      • "En niños mayores y adolescentes no hay prácticamente relación entre inteligencia normal y realización motora" (Green y Jones).
      • Leamos ahora esta aseveración de Bedoian y Hooker:
      • "Un nivel elevado de inteligencia en niños mayores iría supuestamente asociado a coordinaciones motoras superiores. Pero no ocurre así en la realidad. De hecho, los niños muy brillantes son muchas veces desmañados y torpes en las actividades en las que son necesarias habilidades - juegos y deportes de todos los tipos, en la danza y en las habilidades manuales tales como pintar, dibujar, coser o modelar con arcilla. La explicación de todo esto no es que no puedan desarrollar habilidades, como curre con los niños verdaderamente retrasados mentales, sino más bien que no quieran hacerlo. Mostrando poco interés en las actividades en las que las habilidades representan un papel fundamental, tienen poca motivación para practicar, y como resultado no llegan a desarrollar tales habilidades. En comparación con los niños de su edad, parecen desmañados, y en comparación con los niños un año o más mayores, con quienes suele asociarse en sus clases escolares y, en consecuencia, en su juego, parecen más torpes aún" (Bedoian y Hooker).
  • 7) Tensión Emocional : El saberse torpe le genera stress. Esto trae consigo daño personal. A veces se refugia en el carácter compensador y permisivo de la conducta sedentaria y tiende a aislarse en actividades como la lectura obsesiva. Miedo, ira celos, odio a preparar el cuerpo para la acción. Es algo psicosomático. A veces no controla los músculos.
      • La relajación permite mayor control. El miedo es un freno. Igual que la obesidad. Le genera tensión tener que enfrentarse a la "raya pública".
      • La crianza superestricta frena la coordinación. Lo mismo la sobreprotección y el mimo exagerado. "El ridículo, el sarcasmo, los enfados o el que se rían de la torpeza del niño en las primeras fases de aprendizaje o por los fallos inevitables que les hacen dejar caer objetos al tropezar o caerse, pueden causar un bloqueo emocional que dé lugar a un movimiento tenso y a torpeza durante toda la vida" (Angelino y Mech)

 CONSECUENCIAS :

  • - Venganza. Busca a quién culpar.
  • - Al creer que no tiene culpa, duda de su capacidad de superar la torpeza.
  • - Falta de confianza en sí mismos y sentimiento de inadecuación.
  • - Crisis de autoestima.
  • - Timidez física (No participa porque le da pena).
  • - Adaptación social --> El rechazo conlleva a la autoexclusión.
  • - Crea sentimientos de minimización.

 

"Los sentimientos de inadecuación, cualquiera que sea su origen, interfieren con la adaptación social. Si la torpeza es la base de estos sentimientos, las dificultades del niño se acentuarán, porque buena parte de su contacto con sus compañeros se desarrolla en el juego, en el que la falta de maña es una gran desventaja. El niño torpe descubre que no puede mantenerse a la altura de los demás niños de su edad, ni participar en los juegos del grupo. Si éste no le rechaza, lo probable es que él se distancie voluntariamente, ya que su torpeza le causa constantemente azoramiento y vergüenza. Esto va a constituir la base de actitudes y conductas insociales" (Kubie, Moody)

Veamos ahora, esta afirmación que cierra el capítulo, hecha después de amplias investigaciones, por lo que se presenta prácticamente como un silogismo deductivo: "Llegamos a la conclusión de que hay amplias pruebas de que la falta de maña es una amenaza para la salud física y mental. Hay pruebas, además, de que el daño psicológico originado por la torpeza infantil puede dejar una cicatriz permanente en la personalidad del niño, que nunca se borrará del todo aun cuando se supere la falta de maña. Como el desarrollo motor es controlable en la mayoría de los casos, justifica que todas las personas responsables de la dirección del desarrollo del niño, le presten atención seria. Además, es esencial para la felicidad del niño que sus capacidades motoras sean, por lo menos equivalentes a las de los demás niños con quienes constantemente está asociado." (Hurlock)


volver al inicio

Para concluir, quería que reflexionásemos sobre el tema de los niños tímidos y los niños "problema". A todos nos preocupa cuando vemos a un niño al cual todo le da pena. No quiere meterse en la piñata del cumpleaños, evita cualquier salida en público hacia el frente y otras conductas similares. También nos preocupa el niño que se muestra demasiado travieso, agresivo, por todo pelea con otros niños y la mayoría de veces se erige como agente de entropía. Lógicamente algún problema emocional habrá u otro causal. A veces es posible que, más que tímidos sean exclusivistas. En otros casos, la agresividad es estar a la defensiva en un ambiente que ellos consideran hostil. Veamos esta consideración , con fines meramente didácticos desde un libro publicado por "La Prensa Médica Mexicana" traducción de Carolina Amor de Fournier de Your child from 6 to 12, Children´s Bureau.

  "LOS NIÑOS MUY TÍMIDOS :  

Los primeros cuatro grupos de patrones de comportamiento que a continuación se enumeran son comunes a todos los niños pequeños; a medida que el niño crece debe irlos abandonando poco a poco :

  • - Muy tímido: comportamiento temeroso, como si le asustara hacer amigos con personas ajenas a la familia y no quisiera ni siquiera ensayar nuevas experiencias.
  • -  Gran disgusto de verse apartado de sus padres aunque sea por corto tiempo. Moja la cama con frecuencia, quiere que sus padres le ayuden aun en tareas muy sencillas, como la de vestirse, etc.
  • - Berrinches frecuentes, lloriqueo, llantos por cosas muy leves.
  • - Pesadillas frecuentes y sonambulismo.
  • - Confusión continua y extrema entre lo que se imagina y lo que es real. Si un niño entre los seis y los doce años parece ver y oír cosas que no existen, si imagina una serie de acontecimientos que no ocurrieron, puede estar realmente perturbado. Si demuestra que puede ver la diferencia entre lo imaginario y lo real, cuando se le interroga a este respecto, entonces probablemente sólo tenga una imaginación muy activa.
  • - Reacción de pánico, una y otra vez, ante una cosa determinada que no asusta a la mayoría de la gente (Como ante un gato o una muñeca de trapo).
  • - Demostración de intenso miedo a ser lastimado, aun en actividades tranquilas que no ofrecen peligro; o preocupación aparente irrazonable sobre posibles fracasos aun en las tareas más sencillas.
  • - Insistencia tenaz sobre determinada serie de rutinas; orden y limpieza extremados, así como un exagerado deseo de ser considerado perfecto.
  • - Apariencia de estar aburrido, demostrando carencia de sentimientos profundos, distracción exagerada.
  • - Repetición de actos simples, una y otra vez, en una forma que al parecer el niño no puede controlar, como el meterse los dedos en la nariz, chuparse el dedo, balancearse hacia adelante y hacia atrás, morderse las uñas, masturbarse en público, torcer la boca, retorcer las manos, etc.
  • - Dolores frecuentes, trastornos estomacales, erupciones de la piel, etc., cuya causa no logra descubrir el médico.

 

  NIÑOS PROBLEMA :   

Otro grupo de signos de posibles problemas, se observan a menudo en niños que tienen una dificultad excepcional para controlar su enojo y sus sentimientos destructivos. Su disgusto y agresividad son constantes, de manera que a menudo no es fácil decir cuál es la causa del enojo del niño ni quién lo hace enojar. A menudo, él mismo no lo sabe. Los niños de este tipo pueden presentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • - Peleas excesivas y frecuentes, berrinches explosivos, escapatorias de la escuela que se repiten más de una vez.
  • - Robos frecuentes (especialmente cuando los objetos robados parecen ser de poco o ningún valor para el niño); mentiras constantes, dichas con más seriedad que cuando se trata de unas simples mentirillas.
  • - Correr graves riesgos en lo que respecta a su propia seguridad física; interés extremado y continuo en historias que se refieren a crímenes y terror.
  • - Empleo frecuente y escandaloso de malas palabras y conversaciones relacionadas al sexo; una resistencia fuerte y activa contra las personas que representan la autoridad.
  • - Destrucción frecuente y considerable de objetos, inclinación a encender hogueras, trato cruel hacia los otros niños o hacia los animales, travesuras destructivas repetidas. Los niños que a menudo muestran uno o más de estos síntomas, suelen ser considerados por los otros como "niños indisciplinados o consentidos". Los chicos que tienden a hacer únicamente lo que se les da la gana, a menudo, en efecto, carecen de disciplina. Por otra parte, algunos niños que en el fondo son profundamente desdichados actúan de una manera violenta, destructiva y desobediente. Se diría, algunas veces, que parece que quieren destruirse a sí mismos y a los demás. Aquí, de nuevo, es importante considerar qué tan frecuentemente el niño se porta mal, qué tan grave es su falta y si ésta parece relacionarse solamente con un acontecimiento pasajero que lo ha perturbado. Aunque una disciplina más enérgica puede convenir a un chico que no hace ningún caso de las reglas, no es probable que ayude al pequeño susceptible e irritable que "se porta mal, porque se siente mal". Si su hijo a menudo se ve envuelto en problemas serios porque es destructivo, rebelde o algo semejante, podría ser una buena idea solicitar el consejo de alguna persona profesionalmente adiestrada para resolver los problemas infantiles."

volver al inicio

( Este documento es una recopilación de los 20 envíos del autor fechados entre el 25-11-2003 y 09-12-2003
a la lista de correo de www.entrenadores.info y que juntos conforman uno de los "cybertalleres" ) 

Lic. Jesús Armando González Rodríguez
Federación Venezolana de Fútbol
Escuela de Formación de Entrenadores, Dirigentes y Árbitros
E. F. E. D. A.


 | www.entrenadores.info | (c) 1998-2002  Todos los Derechos Reservados . | Web diseñada por  Albert Ruiz |
  Prohibida la reproducción de cualquier material contenido en esta web por cualquier medio sin el permiso expreso del responsable de la misma.