Entrenadores de Futbol > Inicio > Documentos > Táctica > Organización Táctica  1-4-3-1-2

  

Organización Táctica en un sistema 1-4-3-1-2

  

por Alfonso Vilachá (Esp) , Profesor de Metodologia Deportiva de la Escuela Gallega de Entrenadores
recopilado por
Mario Gómez (Esp) < mario5475@mixmail.com >

 


 CONTENIDO

 

Sistema que se emplea en todo momento : el 1𣯕𢴐 (o lo que es lo mismo, el 1𣯔2-2 , con medio campo "en rombo").

 volver al inicio


 Organización Ofensiva

El portero :

Ha de dominar el área de penalti. Su situación va a depender de la ocupación racional del terreno de juego por parte de sus compañeros. Es el último defensor y el primer atacante o contraatacante, haciendo en ocasiones las veces de líbero. Ha de ser el generador contínuo de confianza y seguridad hacia sus compañeros.

La defensa :

Ha de estar formada por cuatro jugadores, con o sin líbero definido.

Cuando los delanteros están bien atados, los centrocampistas se mueven mucho y se desmarcan bien, la entrada por sorpresa de los laterales puede crear problemas. Para ello son armas importantes la agresividad y la velocidad.

Los centrales suelen subir en estrategia, aunque en jugada no lo harán, salvo en situaciones muy claras.

Cuando sube un lateral, el centrocampista de su lado (interior) le cubre las espaldas y al mismo tiempo el otro lateral cierra la defensa.

Cuando suban el lateral y el centrocampista del mismo lado, se pueden elegir varias soluciones tácticas, dependiendo de la situación y lugar de la jugada.

El medio campo :

El dorsal n º 6 ha de ser un jugador que normalmente inicie el proceso de elaboración (jugador creativo, con capacidad de trabajo y buen lanzador). Normalmente ha de jugar detrás del balón, aunque en ocasiones esporádicas puede subir, cubriendo sus espaldas el dorsal n º 10 u otro compañero de medio campo o defensa.

Los dos compañeros de cada banda (dorsales 7 y 11), son sus fieles colaboradores, trabajan la banda de abajo arriba, se desdoblan bien y centran correctamente. También pueden realizar en ocasiones el papel creativo. En determinados momentos buscan la zona interior para abrir camino a los laterales (dorsales 2 y 3).

El media punta :

El dorsal n º 10 ha de ser el enlace del medio campo con la delantera en el proceso de finalización. La movilidad de los delanteros va a marcar su estilo de juego en la finalización. Sus asistencias a los puntas y a los hombres que se integran desde atrás pueden ser mortíferas.

La delantera :

Los delanteros han de tener mucha movilidad, han de buscar situaciones de finalización para ellos y sus compañeros. El balón ha de ser su referencia.

Cuando la transición es defensa delantera, se caen a las bandas, pero cuando las bandas están bien alimentadas por los laterales e interiores, su trabajo ha de desarrollarse en las zonas de influencia cara al gol.

Han de utilizar el arma mortífera de la pared, bien en balones centralizados o en diagonales o laterales.

 volver al inicio


 Organización Defensiva

El portero :

Su situación va a depender del posicionamiento del equipo y de la situación del balón. Ha de estar, cuando se necesario, aleccionando y corrigiendo cualquier situación táctica que se presente delante de él. En ocasiones ha de actuar como líbero.

La defensa :

La defensa ha de ser zonal, pero ello no es significativo que tengan que marcar en zona. Los jugadores han de elegir ne cada momento la defensa a realizar. La defensa determinada ha de llevarse a cabo en función de las zonas de influencia del balón, si el balón está lejos y no conlleva peligro optaremos por un marcaje zonal. Si el balón está en zonas de influencia, será la misma defensa la que tenga que elegir, bien la defensa zonal o mixta.

El posicionamiento en el terreno de juego va a depender de la ocupación racional del terreno. Repliegue intensivo, semipresencia intensiva y presencia intensiva. En cualquiera de estas situaciones tácticas siempre ha de prevalecer un buen equilibrio de líneas, una buena profundidad defensiva, una adecuada orientación en el marcaje, una decisiva elección de realizar o no la anticipación y un fuerte pressing sobre el poseedor del balón.

El medio campo :

Ha de adoptar y emplear la misma labor táctica que su línea anterior, pero dentro de un marco de trabajo: buen equilibrio de líneas, profundidad defensiva, orientación en el marcaje, elección de realizar o no la anticipación y pressing sobre el oponente.

Su situación ocupacional dentro del posicionamiento va a tener como referencia el balón y en ocasiones los puntas.

El mediapunta y la delantera :

Son los primeros en defender. La situación del mediapunta va a depender de la ocupación del terreno que hagan los dos delanteros: abiertos a banda, por el centro y la banda, como dos delanteros centros. Han de seguir a rajatabla la misma disposición táctica que la línea defensiva y la línea media.

 volver al inicio


 Funcionamiento del Sistema

El sistema determina el trabajo específico del jugador dentro de la organización ofensiva y defensiva. Para que el sistema funcione como tal, dentro de la organización ofensiva y defensiva, requiere:

  1. Desarrollar el sistema en función de los jugadores.
  2. Una plena y total aceptación del mismo por parte de los jugadores.
  3. Jugar colectivamente, es la mejor forma de jugar bien, para ello es necesario un orden interno.
  4. El balón ha de ir a las posiciones, no las posiciones al balón.
  5. El orden interno se refiere a las posiciones, a las zonas de trabajo de cada jugador, las cuales deben ser lo más estables y equilibradas posibles.
  6. Si el jugador desempeña su rol al límite de sus capacidades físicas, técnicas, tácticas y mentales será un jugador eficaz y de rendimiento.
  7. Un correcto equilibrio de líneas o bloque permanente en cualquiera de las ocupaciones del terreno (repliegue intensivo, semipresencia intensiva o presencia intensiva).
  8. Movilidad de los hombres sin balón. Estos jugadores, con su movilidad constante, aportan soluciones al poseedor del balón y a si mismo. Marcan el estilo de juego.
  9. Máxima atención y tensión en el desarrollo del juego. Los jugadores han de estar pensando y razonando, constantemente, en los lances del juego, para ello han de depositar la máxima atención y tensión.
  10. El fútbol es ida y vuelta. Los jugadores han de concienciarse de esta situación futbolística.
  11. Fuerza mental positiva:
      1. Que el jugador tenga plena confianza en si mismo y en los demás.
      2. Agresividad, valentía y decisión.
      3. Respeto siempre, miedo a nada ni a nadie.
      4. Deseo de triunfo.

 volver al inicio


 Comportamiento en el Juego

El jugador, como actor comprometido, ha de actuar de manera inteligente, disciplinada, detectando, analizando y afrontando de manera positiva todas las alternativas en el juego de conjunto. Todo ello conlleva consigo mismo:

Mentalidad ofensiva :

Todos los jugadores han de colaborar de manera o forma continuada, cuando se está en posesión del balón. Para ello es necesario:

  1. Ser ganadores natos.
  2. Hay que saber atacar y contraatacar.
  3. Todas las acciones ofensivas han de llevarse a cabo con orden, coherencia y no con precipitación. Es necesario guardar un orden interno, mientras unos atacan otros hacen vigilancias.
  4. Explotar las zonas de ataque, bien mediante juego combinativo o directo.
  5. No entretenerse ni sobar el balón en demasía. El equipo ha de ser consciente de que la posesión del balón está determinada por la proyección hacia la portería contraria y por la consecución del gol. Ha de jugarse, en lo posible, en varticalidad y no abusar de la horizontalidad.
  6. Aprovechar al máximo las zonas de finalización.

Mentalidad defensiva :

Esta comienza cuando perdemos la posesión del balón. Premisas defensivas fundamentales.

  1. Recuperación del balón.
  2. Evitar la progresión del oponente.
  3. Proteger la portería.
  4. Presión sobre el adversario, no dejarle pensar.
  5. Reducir las zonas de influencia del balón.
  6. Es usual que el contrario se vea rodeado por dos o tres jugadores.
  7. Conexión, sincronización entre la defensa, centrocampistas y delanteros en la labor de pressing.
  8. Hay que asfixiar al contrario.
  9. Máxima agresividad a la hora de recuperar el balón.

 volver al inicio


 Rol del Equipo en el Partido

Un equipo de fútbol está determinado por el orden interno y el actor comprometido. El orden interno lo forma el equipo, mientras que el actor comprometido es papel primordial del jugador. Si sincronizamos ambos términos habremos logrado el jugador ordenado. Es claro y evidente que un partido de fútbol está marcado por una serie de situaciones o fases que los propios futbolistas han de conocer, afrontar y superar, y sólo así será, si la actitud mental del equipo es positiva.

Un partido de fútbol dura noventa minutos, ello es significativo que los futbolistas han de administrarlos en benefiico del conjunto. Desde el minuto inicial hasta la conclusión, el equipo ha de ser conocedor y consciente de las armas a utilizar, además de contar con el control del partido por parte del entrenador.

El resultado, aunque en ocasiones injusto, va a depender del trabajo realizado. Es prometedor comenzar bien para terminar mejor. Las prisas suelen ser malas consejera. En los comienzos del partido es vital actuar de forma tranquila y equilibrada. El equipo ha de ser en todo momento un colectivo comprometido. Transcurridos los primeros momentos, y cuando la predisposición mental positiva del equipo está en plena ebullición, es cuando el colectivo entre en la fase fundamental del encuentro, dependiendo del planteamiento de antemano expuesto y explicado por el entrenador. Si durante esta fase le cuesta romper la línea defensiva del oponente o se encuentra en una situación de desorden, el equipo debe en el primer caso cumplir con el cometido señalado anteriormente por el entrenador en estas situaciones, o bien afrontar cualquier otra variante asignada por el entrenador, mientras que en la segunda circunstancia, la batuta del líder es imprescindible para poner orden. Si por el contrario, el equipo llega bien arriba, ha de explotarse al máximo la finalización, porque en nuestro deporte los goles son habas contadas y poderoso caballero es "Don Gol".

Pero cuidado, el fútbol racionalmente expuesto se basa en dos principios, atacar y defender. El paso de una actividad atacante a defensiva es difícil, ya que va acompañada de una pérdida de atención y actitud, por lo que debemos entrenar estas dos cualidades tan vitales en el desarrollo táctico del juego. Si conseguimos aunar estas dos cualidades, habremos logrado que el rol de un equipo funcione.

 volver al inicio


 Contenidos Tácticos

 Organización ofensiva :

Dentro de la organización ofensiva del juego hemos de tener en cuenta:

  1. Equilibrio de líneas:
    1. Evitar espacios muertos.
    2. Lograr una adecuada cohesión entre las diferentes líneas.
  2. Posesión del balón:
    1. Mantener la iniciativa para conseguir el gol.
    2. Requiere ayudas permanentes.
  3. Movilidad y rapidez:
    1. Desequilibrar al adversario.
    2. Buscar soluciones al poseedor del balón y de si mismo.
    3. Crear espacios para ocuparlos.
    4. No dejar recomponer la defensa adversaria.
    5. Circulación rápida de jugador y balón.
    6. Llegar a la zona de gol lo más pronto posible.
  4. Profundidad y amplitud atacante:
    1. Ocupar racionalmente lo ancho del terreno.
    2. Buen escalonamiento entre las diferentes líneas.
  5. Verticalidad:
    1. Progresar adecuadamente.
    2. Evitar lo posible la horizontalidad.
    3. Llegar lo más pronto a la portería contraria.
  6. Cambios de orientación:
    1. Evitar el juego unilateral y centralizado.
    2. Aprovechar los espacios libres.
    3. Buscar el desgaste físico del adversario.
    4. Trabajar por las bandas.
  7. Ventaja numérica:
    1. Trabajar en dos contra uno.
  8. Contrapressing:
    1. Romper el pressing del oponente mediante un control en velocidad y ayudas permenentes.
  9. Contrafuera de juego:
    1. Romper el fuera de juego mediante:
      1. Cambios de orientación.
      2. Dos contra uno en zona.
      3. Entradas sorpresa desde atrás de los hombres de medio campo o defensa, evitando los puntas su participación en primera jugada.
      4. Jugada individual con o sin autopase.
      5. Jugada de engaño de los puntas, quienes hacen el ademán de venirse hacia el medio campo, giran y rompen las espaldas.
  10. Ataque:
    1. Puede ser combinativo o directo. Desde el posicionamiento de repliegue intensivo, semirepliegue intensivo y presencia intensiva.
      1. Iniciar
      2. Crear
      3. Finalizar
  11. Contraataque:
    1. Desde el posicionamiento de repliegue intensivo, semirepliegue intensivo y presencia intensiva:
      1. Neutralizar
      2. Crear
      3. Finalizar

 Organización defensiva :

Dentro de la organización defensiva del juego de conjunto hemos de tener en cuenta:

  1. Posicionamiento o ubicación en el terreno:
    1. Presencia intensiva.
    2. Semipresencia intensiva.
    3. Repliegue intensivo.
    4. Equilibrio de líneas dentro del posicionamiento elegido.
    5. Retroceso correcto.
  2. Profundidad defensiva:
    1. Reducir, achicar, las zonas de influencia del balón.
    2. Cubrir las espaldas del compañero que sale a atacar.
    3. La referencia de la profundidad defensiva será siempre el balón.
    4. Con defensa libre y en línea.
  3. Marcaje:
    1. Buena orientación, anticipación y agresividad.
    2. Elegir temporización, entrada o barrida en cada momento.
  4. Corrección de líneas desequilibradas:
    1. Solución en todas las líneas, para ello debe existir una estrecha cohexión o conexión entre las diferentes líneas.
  5. Pressing:
    1. En igualdad o ventaja numérica.
    2. Conexión entre la defensa, medio campo y delantera en la labor de pressing.
    3. No dejar pensar al jugador poseedor del balón, forzarle a cometer errores y limitarle el espacio y el tiempo.
  6. Ventaja numérica:
    1. En las diferentes líneas.
    2. En casos especiales buscar sólo la igualdad numérica.
  7. Como contrarrestar el contrataque:
    1. Temporizar al poseedor del balón.
    2. Cuidar las espaldas en ventaja numérica.
    3. Reducir en lo posible la zona del balón mediante pressing y obligar a jugar el balón en horizontal.
    4. Obstrucción o carga legal al poseedor del balón.
  8. Fuera de juego:
    1. Realizarlo en jugada o estrategia.
    2. Conocer y dominar todas sus variantes.
    3. Gran entendimiento entre la defensa.
    4. El jugador elegido por el entrenador será el encargado de dar instrucciónes, de controlar los desplazamientos de los hombres de cobertura. Debe resolver todo tipo de soluciones (dar orden para adelantarse o no).

volver al inicio


 La Actitud Mental del Jugador

En el fútbol actual el futbolista durante la temporada se encuentra atenazado por múltiples situaciones, por ello, es muy importante que las acepte y afronte de manera racional. Lo que no cabe la menor duda, es que el fútbol es sinónimo de eficacia-rendimiento. El éxito o fracaso de la temporada, en su mayoría, va a depender de la actitud mental positiva adoptada ante ella.

"Para triunfar hay que pensar positivamente".
"Importa mucho más lo que tu piensas de ti mismo que lo que los otros opinan de ti".

¿Qué entendemos por actitud mental positiva del jugador?

  1. Que el jugador conozca sus posibilidades como tal, las acepte y desempeñe su rol de acuerdo con sus características dentro de la dinámica de equipo. Desde este preciso momento será un jugador de rendimiento.
  2. Que exista un trabajo colectivo:
    1. Interacción o reciprocidad:
      1. Colaboración
      2. Ayuda
      3. Diálogo, comunicación
      4. Tolerancia
      5. Altruismo, compañerismo, respeto...
    2. Confianza y seguridad:
      1. "La confianza y seguridad son el primer secreto del éxito".
      2. "Es el entusiasmo, la fe, lo que conlleva al triunfo, no es posible lograr nada sin la esperanza de lograrlo".
  3. Alegría y disfrute en el trabajo:
    1. "Refleja en el trabajo la alegría y contágiala a los demás".
    2. "El secreto de la vida no es hacer lo que a uno le gusta, sino hallar gusto en lo que hacemos".
  4. Atención en el juego y tensión:
    1. Atención activa al desarrollo del juego.
    2. Comunicación positiva entre los compañeros.
    3. Jugar con alegría y no alegremente.
    4. Evitar las prisas, son malas consejeras.
    5. Seriedad en el trabajo, somos actores comprometidos.
    6. Nunca hablar con el contrario.
    7. Aburrir al oponente, presionándolo y superándolo.
  5. Rendimiento es sinónimo de pensamiento positivo:
    1. Para rendir de manera satisfactoria, hay que pensar de manera positiva.
    2. En el campo es necesario pensar y razonar.

 volver al inicio


 | www.entrenadores.info | (c) 1998-2002  Todos los Derechos Reservados . | Web diseñada por  Albert Ruiz |
  Prohibida la reproducción de cualquier material contenido en esta web por cualquier medio sin el permiso expreso del responsable de la misma.